AL FANAR

Fundación para el Conocimiento Árabe

Editorial Ajbar al Yaum. Nuestro compañero Ali Anuzla ante un duro trance

Taufiq Buashrín, Ajbar al Yaum, 18/09/2013

Traducción: Huseín el Hasani

Nuestro compañero Ali Anuzla está en una situación crítica. Ayer fue arrestado a primera hora de la mañana en su casa en Rabat. Después se dio a conocer el comunicado del fiscal del rey en el que se explica que Ali Anuzla fue detenido para interrogarle “a raíz de la publicación en la página web www.lakome.com de un vídeo atribuido a Al Qaeda del Magreb Islámico que incluía una llamada explícita e incitación directa a cometer actos terroristas en el reino.”

El deber profesional nos obliga a solidarizarnos con los compañeros de profesión y defender su derecho a un juicio justo bajo el amparo de la ley, al igual que cualquier ciudadano sea cual sea su profesión. Nadie está por encima de la ley, pero nadie está por debajo de ella.

La investigación con nuestro compañero sigue en marcha… Todavía no le han dirigido ninguna acusación. Espero que nadie eche más leña al fuego y que todos tengan la paciencia, la sabiduría y el equilibrio necesarios. La detención de un periodista es una mala noticia, cualesquiera que sean las razones y las causas.

18-09-13, LAKUM

El terrorismo debe ser condenado, de esto no hay duda alguna, y los periodistas son los primeros en defender el derecho a la vida y denunciar la violencia, el odio y la incitación al asesinato. Una vez dicho esto, el contenido del comunicado de la fiscalía, o sea la responsable de la acusación, requiere un debate científico y jurídico preciso, lejos del calor de los hechos y la sensibilidad de las circunstancias que rodean al caso. Pregunté a diestro y siniestro si hay otras razones ocultas detrás de la detención del compañero, pero me dijeron que no había ninguna justificación que no sea la publicada en el comunicado del fiscal del rey.

¿Publicó la página lakome.com un video atribuido a Al Qaeda con la intención de hacerle propaganda, promover su contenido e incitar a la gente a la violencia? Esta es una pregunta delicada y peligrosa a la vez.

Señor fiscal del rey en Rabat, la publicación electrónica es totalmente diferente a la publicación en papel a nivel técnico, escrito y legal. Por eso, hay que tener cuidado con la generalización. La página arriba citada no publicó el vídeo de Al Qaeda ni descargó su contenido en el “servidor de la página”, y eso que podía hacerlo porque el vídeo estaba disponible en Youtube antes de ser eliminado. La página lakome.com sólo publicó una nota informando de la publicación del vídeo junto con un enlace. Este enlace remite a un artículo sobre el tema del periodista español en el diario El País, Ignacio Cembrero, y este a su vez contiene un segundo enlace que lleva, si lo pulsas, al vídeo de Al Qaeda… Aquí la regla penal dice: “La duda se interpreta a favor del acusado”, sobre todo si nuestro compañero Ali Anuzla dice, durante la investigación, que su intención era la de remitir al artículo y no al vídeo… La página de lakome.com es conocida y su línea editorial no es la de defender el terrorismo o promover la violencia. Incluso aquellos que no están de acuerdo con el dueño de la página ni con sus actitudes y sus opiniones nunca le acusaron de promover el terrorismo o instar a la violencia…

La página del colega Ali Anuzla no publicó un vídeo de su propiedad o que ella misma preparó o realizó… Sino que remitió a un enlace de otro artículo del periódico… Sí, el maldito vídeo estaba en el segundo artículo, pero la referencia a ese vídeo aquí era anunciada y no inventada. O sea que reveladora, pero no constituyente. Si tenemos en cuenta la buena fe, entonces, la publicación en este caso sirvió para advertir y no necesariamente para alabar y promocionar. En primer lugar, el famoso vídeo del Al Qaeda está en las redes sociales y los que lo han visto en estos sitios son muchos más de los que lo vieron en El País a través de la página lakome.com. En segundo lugar, existe un vacío legal importante en nuestro país y en todos los países del mundo en cuanto a la “publicación electrónica”. El fiscal del rey debe tener en cuenta este vacío a la hora de examinar el asunto y dirigir la acusación… La regla dice que no hay delito ni pena sin texto, y el texto aquí está ausente y buscar más allá es un proceso complejo que necesita pruebas contundentes.

La difusión de las declaraciones y las amenazas de los enemigos en los medios de comunicación nacionales es un viejo debate en Europa y Estados Unidos, pioneros en el debate de los medios de comunicación y sus problemáticas. Cuando Hitler bombardeaba Londres durante toda la noche, la cadena BBC retransmitía los discursos del líder nazi. Algunos le recriminaban a esta prestigiosa cadena, acusándola de ayudar a Hitler: él bombardeaba a los ingleses por la noche, y la BBC los bombardeaba durante el día. El punto de vista de su línea editorial decía: “Los ingleses son inteligentes y maduros. La publicación de los discursos de Hitler entra en el marco de conocer a tu enemigo”. Por su parte, la CNN ha reproducido más de una vez fragmentos de los discursos del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, en los que declaraba directamente la guerra contra Estados Unidos sin distinguir entre civiles y militares… Estamos en una aldea electrónica compleja, por eso, todo el mundo debe tener cuidado. La estabilidad del país es algo que quiere todo el mundo y el respeto a la Ley de Prensa y Publicación forma parte de la preocupación por la estabilidad del país.

Un extracto del texto original en árabe se puede leer aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 18, 2013 por en Opinion, Prensa Arabe.
A %d blogueros les gusta esto: